sábado, 7 de enero de 2012

Relato de una noche de Verano

Habían pasado algunos minutos de la medianoche. El calor era agobiante aún, y yo buscando un fresco refugio para bajar la cena. Sentada en el patio de mi casa, cigarrillo en mano, me dispuse a disfrutar la noche. El cielo como un gran domo azul mostraba algunas estrellas. Jugué con las constelaciones mientras la luna brillaba como las luces de la calle. La noche era seca y cálida, ni siquiera soplaba una brisa de aire. Los aviones desfilaban con sus luces, y justo en esos momentos recordé que era noche de Reyes. Agudicé mi vista en vano, imposible visualizar algo que vive en las creencias de los niños. De todos modos hice mi pedido de Reyes: borrar todos aquellos errores que cometí el pasado año para volver a ser aquella que alguna vez fui.

Entre el poco cúmulo de estrellas que muestra la noche en la ciudad, vi dos como ojos, con sombras como párpados. Lejos de sentirme observada, supe que alguien me miraba desde el cielo y volví a realizar mi pedido. No soy mujer de creencias, pero a todos nos hace bien el saber que hay algo que nos ayuda día a día. Y creo que no era la única que reflexionaba esa noche, quien me hizo bajar la vista del cielo fue Eric, uno de mis cachorritos, cuando se acostó a mi lado con su cabeza en mi regazo.

No recuerdo cuánto tiempo habré estado observando el firmamento. Cuando quise darme cuenta, la tierra ya había rotado, las estrellas se habían revolucionado cambiando sus posiciones y la luna me miraba desde otro ángulo. Lo que sí recuerdo, es que ese tiempo a solas y en silencio me hizo muy bien, y hoy se convirtió en entrada.

La tierra gira, los días y las noches transcurren, y cada día nos regala una nueva oportunidad para frenarnos, evaluarnos y ayudarnos a ser mejores personas. Esa pausa, esa noche, me sirvió. Son momentos únicos que no se repiten, por más que uno lo planee o quiera volver a repetirlos meticulosamente. De hecho, esta noche lo quise repetir, pero no es lo mismo. Mi domo azul se tiñó con nubes rosadas, esas brisa que ayer anhelaba hoy es viento frío, y esos ojos que me miraban desde el cielo desaparecieron.

Disfruten cada momento de la vida, como dije, cada uno es único e irrepetible. Hagan lo que quieran hacer en el momento que quieran hacerlo, y vivan la vida como si fuera el último día.

Y por sobretodo, disfruten cada noche como si fuera la última...

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Ahogados de razon.: ..sal con una chica que lea.

Ahogados de razon.: ..sal con una chica que lea.: "Sal con una chica que lea. Sal con una chica que gaste su dinero en libros en vez de ropa. Ella tiene problemas de espacio en su clóset por...

(N.D.A.: Si les gusta mi blog, el blog de Nena Loca les encantará...)

martes, 6 de diciembre de 2011

Lennon se está revolcando en su tumba...

A riesgo de comerme el odio de miles de fans de Justin Gayber, les comparto este desopilante video. Ok, muchos artistas hacen playback en sus conciertos, pero si lo hacen lo hacen bien, para que los miles de fans que pagaron su entrada no lo noten. En este video, extraído del concierto que hace poco brindó en el estadio de River cuando visitó Buenos Aires (adornado nuestra querida ciudad con su ñoñez), se puede ver claramente que quien canta es la pista, mostrando poca profesionalidad y respeto por las 'Believers' que pagaron arriba de los 300 pesos la entradita más económica de todas. Oiga!!! Para eso me quedo en casa y pongo el Cd, y si quiero verlo en persona acampo un rato en el hotel y ya fue. Ok, a sus fans no le importó (a algunas), pero así no funciona la cosa.

Para no matarles el tímpano, recomiendo que comiencen a ver el video a partir del minuto 2:45. La cara del pendejo tratando de disimular la cagada que se mandó es épica. Más adelante podremos observar un piano que se toca solo, y un violero creído Slash, que todavía no se dio cuenta que de metalero no tiene nada, del momento que toca para Justin Gayber (de seguro es un metalero frustrado que nunca pudo tener su propia banda metalera). El momento del violero va dedicado a mi gran amigo rockero Pablo (elvisdead). Te quiero amigo!!!


Enjoy!!! (Si es que pueden...)

viernes, 2 de diciembre de 2011

Años... Fuckin' años...

Siempre que pienso en el pasar del año me imagino una montaña rusa. Esperar y esperar la subida hasta que llega lo bueno, esa pendiente pronunciada que sube la adrenalina a mil. No sé si soy yo, o es que todo el mundo ve el año de la misma forma. Así es como vivo cada mes del año.

Enero
Luego de la panzada de las fiestas se viene el éxodo veraniego. La gente huye hacia lugares de veraneo y la ciudad queda desierta, cual película taquillera de 200 zombies contra un sólo y afortunado sobreviviente. Quienes miran televisión tienen que soportar programación de verano pedorra tales como móviles desde la Costa, series exitosas de horario estelar repetidas en las tardes... Lamentable...
Grado de aceptación: ☻☺☺☺

Febrero
El mes mas corto del año. Quien no vacacionó aún está a tiempo de hacerlo. La ciudad comienza a llenarse de a poco, y a fin de mes podemos ver por las calles a los escolares secundarios que arrastran materias de quién sabe qué año. La ciudad comienza a revivir, pero todavía sigue algo vacía.
Grado de aceptación: ☻☺☺☺

Marzo
La ciudad vuelve a ser un caos. Te acostumbraste a viajar tranquilo en el colectivo??? Olvidate!!! Los escolares retornan a clases con sus mochilas de estreno, listos para golpearte con tal de ir a revolucionar el fondo del colectivo a los gritos. Cuesta adaptarse a la calma que hubo durante los dos meses de vacaciones. El peor mes del año.
Grado de aceptación: ☺☺☺☺

Abril
Las vacaciones quedaron lejos. Ya nos acostumbramos a los escolares, el calor se va yendo de a poco, pero por lo menos sabés que el primer cuatrimestre del año ya lo sobreviviste.
Grado de aceptación: ☻☻☺☺

Mayo
Definitivamente ya guardamos la musculosa, el short, y vamos desempolvando los abrigos. El frío está llamando a tu puerta, y uno que no le quiere abrir. See... El Otoño podrá ser muy poético, pero es la sutil advertencia de que cuando llegue el Invierno te vas a recagar de frío.
Grado de aceptación: ☻☻☺☺

Junio
Un buen mes. Bastante bueno diría yo. No sólo porque es mi cumpleaños. Ya llegamos a la mitad del año, nuestras billeteras respiran aliviadas con el aguinaldo, y además la FIFA nos regala un mundial cada 4 años, así que es un mes bastante aceptable. Ok, tiene la contra del frío, pero acá es donde el año se pone interesante.
Grado de aceptación: ☻☻☻☺ (En año mundialista: ☻☻☻☻)

Julio
Ya está, definitivamente se pasó medio año. Queda poco de frío y Julio pasa volando, en cuanto nos queremos dar cuenta estamos en Agosto. Pero guarda!!! Todavía queda un largo trecho hasta el 31/12.
Grado de aceptación: ☻☻☺☺

Agosto
Ya se empieza a escuchar gente diciendo 'cómo voló el año'. Pero son pocos los ejemplares que balbucean estas frases. Un mes bobo. Estamos cerca de la recta final, pero todavía no cantemos victoria.
Grado de aceptación: ☻☻☺☺

Septiembre
Mes que todo el mundo asocia a la Primavera. Pero seamos realistas. La Primavera no llega hasta fin de mes. De todos modos a esa altura del mes comenzamos a ver floristas vendiendo rosas sobrevaluadas en las calles, adolescentes con las hormonas revolucionadas por doquier y festejando el día del vago del estudiante... La resaca del frío aún se siente y muchos encontramos la felicidad en saber que comienza el último cuatrimestre del año.
Grado de aceptación: ☻☻☺☺

Octubre
Se comienzan a sentir brisas cálidas. La frase 'cómo voló el año' ya es vox populi.  Las tiendas de electrodomésticos comienzan a mostrar ventiladores y aires acondicionados en sus vitrinas, anticipando lo que se viene. Ya falta poco, un poco más.
Grado de aceptación: ☻☻☻☺

Noviembre
Para algunos, técnicamente ya terminó el año. Que más da!!! Es hora de empezar a revolear todo. A los ventiladores y los aires acondicionados los acompañan los primeros adornos y árboles de navidad. Las tiendas decoran como si viviéramos en Estados Unidos, con nieve, renos y todas esas porquerías, y quienes quieren ir por más, hasta villancicos ponen para taladrarte la cabeza mientras realizás tus compras. Comienzan a aparecer las primeras sidras y los primeros pan dulce, y vos como Homero, aprovechás a atascarte porque 'después el gobierno nos las quita'.
Grado de aceptación: ☻☻☻☻

Diciembre
Sí!!! 30 días y todo a la mierda!!! Se termina ese año que tanto te hizo sufrir. El calor ya comienza a apretar, las tiendas enteras se visten de verde y rojo para que vayas a gastarte por entero tu segundo aguinaldo del año, y los villancicos resuenan con más frecuencia. El mes que más rápido se termina, porque con la cuestión de los preparativos para Navidad y Año Nuevo, cuando uno se quiere dar cuenta ya está en la cena de Navidad. El mejor mes del año.
Grado de aceptación: ☻☻☻☻

Una vez finalizado, repita cíclicamente una y otra vez hasta que muera. 

Enjoy!!!

miércoles, 26 de octubre de 2011

Si tuviera que editar el soundtrack de mi vida, definitivamente sería
una Edición Platinum de 5 ó 10 discos...
--
Enviado desde mi dispositivo móvil

viernes, 30 de septiembre de 2011

Catarsis en 3D

Loco, dejen de hacer mierda nuestra infancia en 3D!!! Hoy a la mañana
vi una publicidad en un colectivo: Don Gato y su Pandilla en 3D. Ya
hicieron Los Pitufos, El Oso Yogui, en cartelera como próximo estreno
El Rey León... Los chicos de ahora no eran como nosotros, dejen
nuestra infancia en paz, no la arruinen con películas ñoñas en 3D...
Basta!!!
--
Enviado desde mi dispositivo móvil
Recuperando el sarcasmo y la acidez... Dejando la cursilería a un lado...
--
Enviado desde mi dispositivo móvil

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Catarsis de Primavera

Hoy no es Primavera para mí...

Y así fue siempre. Este sentimiento de desolación que me invade cada 21 de Septiembre no se quita con el paso de los años...

Pararme bajo el sol y sentir como su calor no quita ese frío que recorre mi cuerpo. Sentir como mi mirada se pierde en el final de la calle, con la mente en blanco, y unas ganas de llorar que no puedo formalizar. El habla se convierte en balbuceo de palabras vagas y sin sentido, que repito casi de memoria. Hoy, la sonrisa es un ejercicio que duele, me duele pensar, me duele recordar, me duele sobrevivir.

Siento cada respiración como si fuese la última, veo el vacío y me dan ganas de lanzarme, de dejar todo como está, y que el mundo siga adelante. Un sentimiento algo suicida, que sólo puede provocar el día más colorido del año.

Hoy, como cada año, no es una feliz Primavera para mí, dejemos esa frase para la gente que no tiene nada que decir, y remata ese vacío verbal con un 'Feliz Primavera'. Este año no voy a caer en eso, no voy a celebrar algo que no siento, y que nunca he sentido. La Primavera será feliz para mí en el transcurso de ella, pero el primer día nunca...

Que estas doce horas que restan se pasen volando, es mi mayor deseo, aunque sé que como cada año, las secuelas persisten algunos días más... Me quedaré con mi sonrisa al revés, con este frío que el Inverno dejó en mi, y me sentaré a esperar que todo esto termine de la mejor manera posible como cada año...

martes, 12 de julio de 2011

Cyber amor o Cyber error?

El Domingo pasado me encontraba revisando temas viejos en la comunidad El Encare de Taringa!, comunidad en la cual soy moderadora. Entre esos temas, me topé con este relato que me llamó mucho la atención... Lo comparto con ustedes, y los espero a participar en esta gran comunidad, que crece día a día...


Liz, una bella joven colombiana de 25 años, Lic. en informática de profesión, conoció a Martín, Mexicano de 32 años. Ing. Industrial en un chat room a través de Internet. A decir de Liz, le impresionó la inteligencia, sinceridad y facilidad de palabra que Martín demostró desde su primera charla. Al principio para Liz, Martín era un Ciberamigo de quien pensó no conocería jamás por la gran distancia entre país y país, sin embargo, cuando Martín comenzó a enviarle tarjetas electrónicas y poemas, ella se sintió halagada por despertar tan nobles sentimientos en Martín.

Muy pronto, Liz despertaba con la ilusión de encender su computadora donde siempre hallaba un e-mail de Martín, él le cuestionaba como había sido su día, y le platicaba como sin conocerla ni siquiera en fotografía, ella ya ocupaba un lugar especial en su mente y en su corazón –“Liz pensarás que soy muy tonto, ingenuo o absurdo, pero a través de este medio de comunicación he aprendido a conocer tus sentimientos, y esto que ahora siento por ti, no lo puedo controlar, gracias por ser mi amiga y por estar siempre ahí”- decía Martín, palabras que conmovían a Liz en lo más profundo de su ser.

Siendo Liz, una profesional en Informática, sabía que en Internet hay muchos engañadores, pero dudaba que Martín fuera uno de ellos, pues le escribía cosas tan lindas, además se trataba también de un profesionista como ella, además un joven maduro que seguramente no haría una canallada de ese tipo. Así el corazón de Liz poco o a poco se iba abriendo para Martín, quien a esas alturas ya le había confesado su amor aun sin conocerla siquiera en foto.

Martín como prueba de su amor, le envió su fotografía, y le dio su número telefónico y dirección postal. Liz cuando vio la fotografía pudo ver que se trataba de un hombre de buen parecer, quien aunque no era apuesto, ya había conquistado su corazón y lo primero que hizo Liz fue darle su número telefónico.

Martín raudo y veloz la buscó vía telefónica, y cuando escuchó su voz le dijo “Liz, que voz tan dulce tienes, ahora te imagino tierna y muy linda”, ella para probarlo le decía “Martín, temo que cuando me conozcas no te guste, estoy sobrepasada de peso y no me considero bonita en lo absoluto”, Martín le contesto diciendo: “No es tu belleza física lo que importa, lo que ha conquistado mi corazón es tu belleza espiritual”.

Liz no pudo contener más su amor por Martín, decidió enviar su fotografía para que finalmente le conociera, se trataba de una mujer muy linda, si bien es cierto no es miss Colombia, si tiene un bello cuerpo y cara bonita, de hecho algo que no he mencionado, es que Liz tenía varios pretendientes en su trabajo, en su Iglesia y en su comunidad, sin embargo a decir de ella, ninguno se expresaba como lo hacía Marín, de hecho ella reconoció que Martín se la ganó por la galantería, el detalle, la prosa de sus escritos y de su labia cada vez que le llamaba por teléfono, lo que hacia sin falta cada domingo por la noche.

Después de tres meses, Liz estaba profundamente enamorada del Mexicano. Un domingo Martín le dio una noticia sorpresa, “Liz, mi amor, tengo boleto para Bogotá, salgo el próximo Lunes y estaré ahí una semana, quiero conocer a tu familia, que ellos me conozcan y pedir tu mano”. Liz no salía de su asombro, estaba más que emocionada, los escépticos de su familia la veían feliz y se alegraban por ella, no podían creer tanta belleza, Liz no se cansaba de dar gracias a Dios y en la Iglesia oraban por el viaje de Martín a tierras colombianas.

Por fin llegó el tan anhelado día, Liz lo esperaba en el aeropuerto, Martín llegó con un bello arreglo floral para su amada quien al verlo, no sabía que hacer, ¿abrazarlo?, ¿besarlo?, ¿saludarlo de mano?, ¿Qué hago Dios mío? –pensaba Liz- Es la primera vez que lo veo- Aunque el hombre o era un adonis, tenía lo suyo, esbelto, alto (pues rebasaba el metro con ochenta cm.), blanco y muy varonil con barba y bigote – El mexicano ¡si supo que hacer!, en cuanto la vio corrió hacia ella, la abrazó y le dio un beso muy mexicano (largo y apasionado) que Liz recibió con la mayor de sus alegrías, inmediatamente, las primeras palabra de Marín fueron: “Te amo mi amor, eres bellísima, mucho mejor que en las fotos….”- Liz estaba muda, no salía de su asombro y pensaba para sí: “que bendición tan grande”.

Para la familia, el hecho que Martín hiciera el esfuerzo de viajar a Colombia, era la mejor de las pruebas, además que a mamá suegra y a papá suegro les llevó sendos obsequios, y al tercer día en presencia de la familia, pidió la mano de Liz, para el efecto llevó el anillo de compromiso que puso en la mano de la emocionada Liz y todos consintieron con la unión de esa pareja. La boda se fijó para cinco meses después. Martín prepararía todo para dejar su país y establecerse en Colombia con su amada pues les hizo saber que para él era muy importante que su amada se sintiera protegida por su país y familia por lo que él estaba dispuesto a dejarlo todo en México por ella, tal declaración dejó convencidos para siempre que este era el hombre que Dios tenía para Liz, además, el Mexicano les aseguró ser cristiano igual que la familia y que adoptaría la denominación de Liz.

Faltaban dos días para que Martín volviera a su país, los días transcurridos al lado de su amada habían sido maravillosos, ella estaba convencida de su amor, ese día Martín tenia que pasar a su habitación del hotel necesitaba recoger sus boletos de avión para confirmar su vuelo de regreso, le pidió a Liz que le acompañara, ella accedió con gusto. Ya en la habitación mientras Martín buscaba sus boletos, Liz se sentó al borde de la cama, Martín se sentó a su lado diciéndole cuan feliz se sentía a su lado y de estar ahí con quien sería su esposa. Comenzaron a besarse, los besos subieron de tono, después vinieron las caricias, cada vez mas apasionadas y……. terminaron fornicando, aunque ellos dijeron haber hecho el amor.

Liz, confundida pero feliz, la experiencia había sido maravillosa, sin embargo sabía ofendía a Dios, Martín la tranquilizó diciéndole cuanto la amaba, y que “no había nada malo” en su experiencia, pues ambos se iban a casar muy pronto. incluso, propuso él – “casémonos hoy mismo”, ella, agradeció a su amado tan noble gesto y confió en él.

Martín retrasó su viaje tres días más, después de ese día de sexo, en los días subsecuentes, el tiempo que pasaban juntos lo hacían en la habitación de Martín teniendo relaciones cada día.
Finalmente Martín voló a su patria, no sin antes despedirse amorosamente de su amada, y de su “nueva familia”. Los días pasaron, reanudaron su comunicación vía Internet, sin embargo algo cambió, Martín se volvió esquivo, desde su regreso, solo habló por teléfono una sola vez, Liz ya no encontraba e-mails ni poemas al despertar cada día, lo primero que pensó es que Martín había enfermado, o un accidente quizá, pasaron los días y no había señales de vida de Martín, Liz trató vía telefónica sin éxito, la familia pensó se trataba de alguna desgracia en la vida de Martín así que animaron a Liz para ir en su búsqueda y así lo hizo...

A estas alturas del relato ya te imaginas lo que encontró Liz, ¿es así?. La dirección que recibió de Martín no existía, jamás pudo corroborarla antes porque hasta en ese momento se dio cuenta que su comunicación había sido siempre por Internet. El teléfono, seguía timbrando sin que nadie lo contestara, Liz busco la dirección de la empresa donde Martín le decía trabajar para descubrir que nadie le conocía, buscó en hospitales, cárceles y siempre obtuvo la misma respuesta, Martín se hizo humo, dos semanas de búsqueda incansable, acudió a la línea aérea, sin mucho éxito, hasta el día de hoy, Liz madre soltera de un niño de 3 años, asume que algo terrible le ocurrió a su amado de quien jamás volvió a saber nada. Muy tarde descubrió Liz que nunca se preocupó por conocer los datos de la familia de Martín...

Pero.. hablemos de Martín, exitoso joven de negocios egresado de uno de las mejores universidades de México, percibe ingresos envidiables, y a menudo viaja a varios países donde la historia de Liz se repite con frecuencia.

¿Sabías que de cada 100 casos de cyber amor, solo 3 son tal, y el resto son CIBER ENGAÑOS?
¿Qué es lo que pasa que día a día son más y más las mujeres engañadas en el amor por sus cyber novios?.

No hace mucho escuché una charla entre jóvenes quienes argüían acerca de un amigo común quien al parecer era muy bien parecido lo que al parecer le hacía exitoso entre las chicas; no obstante uno de los jóvenes decía que el tendría más éxito una vez que su padre le prestara el auto deportivo pues a decir de él eso cautiva más a las mujeres, sin embargo uno de ellos dijo “yo soy feo, no tengo dinero ni coche deportivo, pero tengo mucha labia, y no hay mujer que resista las palabras bonitas, todas caen redonditas a mis pies”...

¿Qué es lo que pasa en realidad?, la triste realidad es que la naturaleza subjetiva de la mujer (romántica, sublime, amorosa, etc.) la hace muy susceptible y con mucha facilidad cree lo que escucha, característica que muchos hombres infames aprovechan, y tal como lo decía acertadamente ese joven al parecer “no hay mujer que resista las palabras bonitas”.

Sin embargo, no es la naturaleza femenina el problema (Dios así las creó y Dios no se equivoca), sino la falta de sentido común al abrir el corazón a personas cuya existencia es virtual, pasando por alto la tradición añeja de nuestros padres y abuelos consistente en conocer primero a la persona, después tratarlo a través de la relación interpersonal y si se aprecian afinidades llegar al noviazgo y solo tiempo después de trato como novios llegar al matrimonio.

¿Qué fue Martín en este caso?, ¿no se trataba de una persona que predicaba amor, sinceridad y honestidad para con Liz?.

Esta reflexión está dirigida a las mujeres, (pues es muy raro el caso en el que el varón resulta engañado, generalmente son mujeres), animándoles a no dejarse engañar y a exigir pruebas fehacientes de la fe, honestidad y calidad moral del Cyber novio. Conocerle en persona, conocer a su familia, conocer su Iglesia y pastores, obtener referencias del tal.

Conozco casos en los que el verdadero amor ha florecido proveniente de una relación de esta naturaleza, sin embargo lamentablemente el porcentaje de engaños es muy alto.

Fuente: Comunidad El Encare de Taringa!, publicado por AGLB.

lunes, 11 de julio de 2011

Ego

[Ego=ON] Una canción que le he cantado a todos los que han pasado por mi vida... [/Ego=OFF]