jueves, 7 de abril de 2011

Ese preciso momento en que pienso que la semana no es más que la espera del fin de semana, y que cuando el fin de semana acaba volvemos a la misma espera, es cuando pienso qué rutinaria y aburrida es la vida del ser humano...
Vivimos toda una vida 
solamente
para esperar dos días...

Que triste y estupido...

0 comentarios:

Publicar un comentario