domingo, 20 de marzo de 2011

Domingo


Domingo... Un Domingo cualquiera...

Salgo de mi casa. En la esquina, un puñado de gente aguarda impaciente la apertura de la carnicería del barrio, media hora antes de que ésta levante sus persianas. Sigo mi camino, pensando en esa gente que malgasta su Domingo madrugando para ser los primeros en tener su pieza de carne para el asadito dominical.

Llego a la esquina, pienso: 'Orale, algo de suerte!!!'. Mi colectivo asomándose entre los pocos autos que circulaban a las 8.30 de la mañana por la avenida. Ya arriba de él, me sumerjo en mis canciones. A mi alrededor, los pasajeros dominicales. Religiosos vestidos de gala con su biblia en la mano, mujeres mayores rumbo al Cementerio con sus flores en la mano, y los demás. La ciudad aún tiene la resaca de la noche anterior, el colectivo lo aprovecha y apura su marcha, casi sin parar. Es Domingo, es temprano, muy pocos tienen obligaciones qué cumplir.

'Amazing' de Aerosmith, 'Wish You Were Here' de Roger Waters, 'Supreme' de Robbie Williams, y algunos temas más me acompañaron a lo largo de este viaje, inusual para mí, pero posible a veces. Al bajar me acompaña 'Sad Day' de Aurora, un tema bien Chill con un toque de House. Canción ideal para acompañar el ritmo usual de la ciudad. Cruzo la imponente avenida... Pero es Domingo. Cual película de terror, la calle está desierta, los negocios cerrados, los autos se esfumaron y el semáforo marcaba verde para un tráfico invisible. El ambiente hace honor al nombre del tema, 'Sad Day', y hasta hace que suene algo estúpido con su ritmo tan Chill Out, para musicalizar una ciudad que está tan out.

Llego a mi destino, algo acobardada por la desolación en las calles. El olor a Domingo flotaba en el aire... Pero algo andaba mal. Había llegado a mi trabajo. El olor a Domingo se esfumó en cuestión de segundos. Ya no era Domingo, era un día cualquiera. Game over al Domingo, por lo menos por 6 horas.

0 comentarios:

Publicar un comentario