lunes, 15 de noviembre de 2010

Catarsis de una injusticia


'Caminar por donde quiera, caminar por las banquetas. Caminar con la certeza de este mundo de cabeza. Caminar con paso lento, esquivando los momentos. Caminar por los caminos de este extraño laberinto. Y tal vez no encuentre nada y sólo quede tu mirada. Y tal vez después de todo no sea tan malo de ese modo. Caminar con mi bandera, caminar a mi manera. Caminar, seguir andando, que no sabes hasta cuando. Caminar sin rumbo fijo, resolviendo el acertijo. Caminar, no queda de otra, así es esta vida loca. Y tal vez no encuentre nada y sólo quede tu mirada. Y tal vez después de todo no sea tan malo de ese modo. Y tal vez no encuentre nada...' (Caminar - Elefante en vivo en el Auditorio Nacional de México)

El Viernes al salir, luego de enterarme, la primera canción que me puso el reproductor de música fue Caminar. Y es que de eso se trata esto. En casi 5 años en 101 aprendí que todo se trata de eso: de caminar. Aprendí que el alto precio que pagan los mejores es de caminar. Esta vuelta te tocó caminar a vos, por más bronca que tenga. Y sí, me duele. Y me da bronca. Porque este no es un bello cuento en donde los buenos salen ganando, sino que siempre triunfa el mal. Y así fue siempre, y esta vez te ha tocado. Me quedo con un lindo recuerdo, con mucha impotencia y rencor. 101 ya no es lo mismo, me fata esa color que le ponías a lo monótono cada mañana/tarde, se siente en el aire para los que extrañamos.

Y tal vez no encuentre nada y sólo quede tu mirada. Los buenos recuerdos, como ese café cremoso que preparabas, esa seriedad fingida. Ese jugo aguado que te preparé un mediodía, mi ropa sucia por esas tareas bizarras que me encomendabas. Esa noche que ya habíamos cerrado y comenzaste a bailar meneando las caderas, con las notas de crédito en la mano al ritmo de 'perreo, perreo, perreo...' mientras todos te miramos atónitos y entre risas. Ese abrazo que me dabas cada día al vernos, pero sobretodo el último, que lo guardaré por siempre. La foto de tu despedida escrita y ese autógrafo que me diste una tarde, reemplazando la foto que deberiamos habernos tomado juntos. Espero que algún dia la vida nos cruce para poder tomarla.

Y tal vez después de todo no sea tan malo de ese modo. Todo cambio es bueno. Esto te ayudará a crecer, a pesar de que en mi alimente un sentimiento de odio hacia quien ocupa tu lugar. Alguien que no lo merece, que nunca ha sido santo de mi devoción, y que será mi cable a tierra para toda esta bronca que llevo dentro (de hecho en estos pocos días ya lo mandé a freir churros varias veces)

Y tal vez no encuentre nada. De las muchas personas que he conocido me he quedado solamente con dos. Es que es difícll encontrar en ese ambiente personas con las que valga la pensa seguir compartiendo mas allá de todo. Lo bueno de todo esto, es que este es el comienzo de una linda amistad. Me queda tu presencia en el Messenger, en mi Facebook, y como ya dije, en los recuerdos de los buenos momentos.

Que este no sea el adiós, que sea un hasta luego. Que a pesar de este distanciamiento sigamos en contacto. Sobretodo porque vos y yo sabemos que tenemos una deuda. Yo te lo dije claramente: te debo una y bien grande. No olvido mis deudas y las pago, aunque sea con creces, aunque este no sea el caso. No me olvides como yo no te olvidaré.

Te quiero mucho Ricky.

(15 de Noviembre de 2010)

0 comentarios:

Publicar un comentario